Temperatura de color. Hoy en día, la iluminación es un elemento fundamental en decoración. Ten en cuenta que cumple muchas más funciones que el simple hecho de ver, influye en nuestro estado de ánimo, nos estimula o nos relaja, nos ayuda a trabajar, estudiar…

Por este motivo, cuando creamos un ambiente, es muy importante definir qué es lo que queremos conseguir en él. Con respecto a esto, decidiremos qué tipo de iluminarias vamos a incorporar, dónde las vamos a colocar, la potencia que necesitamos y el color más adecuado.

Por suerte, la tecnología LED nos ofrece todas las posibilidades de color que podamos imaginar. En realidad, las distintas tonalidades responden a la temperatura de color y se miden en grados Kelvin (K).

En primer lugar, a la hora de elegir la temperatura de color, debemos aclarar que, sobre gustos no hay nada escrito, pero desde nuestro punto de vista, las más adecuadas son:

Luz fría. Con una temperatura de color de 6000º K de promedio

Puesto que la luz fría genera más potencia, suelen ser utilizadas para lugares donde sea más necesario una mayor iluminación. Por este motivo, suelen colocarse en las cocinas y cuartos de nuestros hogares. También, y ya fuera de casa, en zonas de trabajo como hospitales y talleres donde es necesaria una mayor activación.

Luz fría

Luz neutra. Con una temperatura de color de 4500º K de promedio

Por lo general esta temperatura de color, al igual que la fría, puede ser utilizada en zonas de baños y cocinas. Aunque también es la más recomendable en tiendas de ropa o talleres de pintura, debido a que es la luz que más se asemeja a la luz del sol. Ten en cuenta que la luz fría tiene a distorsionar los colores, por eso, la luz neutra es la elección más adecuada.

luz neutra

Luz cálida y luz ultracálida. Con una temperatura de color de 3000º K de promedio

Debido a su color más tenue, tiende a crear ambientes relajantes o como luz de apoyo. Por lo que es ideal para salas de estar y dormitorios, etc donde este color

luz cálida

Colores RGB

Frente a la gama de luces blancas, gracias a las luminarias RGB, la tecnología LED nos permite elegir entre las infinitas posibilidades dentro del espectro de color, las cuales se miden en nanómetros (nm). De hecho, las siglas RGB responden a Red Green y Blue, que son los colores primarios de los que sale toda la gama restante. Por este motivo, su combinación nos permite conseguir la luz que más nos apetezca según el momento.

Finalmente, y como curiosidad, cada vez más se usan los tonos rosáceos en carnicerías y fruterías. Gracias a su color, los productos se ven más frescos y apetitosos.

PRODUCTOS RELACIONADOS

TIRAS DE LED

fuentes de alimentación

FUENTES DE ALIMENTACIÓN

perfiles

PERFILES