CRI o Índice de Reproducción Cromática. Seguro que, alguna vez en tu vida, has visto una prenda en la tienda y, cuando has salido a la calle, parece que el color no sea el mismo. Esto es debido al CRI o Índice de Reproducción Cromática de la iluminación que utilizan en la tienda.

Y es que, este índice, es el que determina la capacidad de una fuente de luz para mostrar el color de forma real.

Por este motivo, es importante contar con una instalación LED de calidad, con un alto CRI o Índice de Relación Cromática. De esta manera disfrutaremos de una iluminación fidedigna, además de un ahorro en la factura de electricidad.

CRI o Índice de Reproducción Cromática

También es llamado IRC o Índice de Rendimiento del Color. Este índice muestra la exactitud en la que la luz muestra los colores de los objetos, tomando como referencia la iluminación fuente de luz natural o ideal, este rango va de 0 a 100, siendo el 100 el sol.

A mayor nivel de CRI, mejor reproducción de color.

De esta manera, comparamos estos mismos colores con los que resultan producidos por otro tipo de luminarias. Así, se valora el grado de similitud con el color original dando como resultado el Índice de Reproducción Cromática.

CRI o Índice de Reproducción Cromática

La información sobre este dato se vuelve fundamental para iluminar de forma correcta espacios  donde el color de los objetos iluminados es muy importante (tiendas de ropa o galerías de arte).

La importancia de una iluminación de calidad

Por desgracia, existe la creencia de que cualquier lámpara LED ofrece la misma calidad, dando la sensación de que una luminaria LED con un precio bajo, siempre es una buena compra.

De hecho la calidad no sólo es importante a nivel de cromático. Además de una buena iluminación, supone un importante ahorro de electricidad. De hecho conlleva un aumento de la eficiencia energética de la iluminación, tan demandada en estos días.

Por otra parte, un alto CRI o Índice de Relación Cromática va a proporcionar un mayor confort visual y va a proteger la visión, contribuyendo a una mejor salud ocular y reducción del estrés.

Las bombillas LED son las que mayor índice nos ofrecen. De esta forma, una luz fluorescente o una LED pueden oscilar entre 75 a 85, pudiendo acercarse al 90.

El LED y el CRI o Índice de Reproducción Cromática

Por cuestiones de ahorro y eficiencia energética, se ha dado una gran importancia al uso de la iluminación LED.

Y, aunque la elección de este tipo de iluminación es cada vez más popular , aún hay quien teme que el cambio de iluminación conlleve un cambio en el aspecto o calidad de la luz.

Si bien es cierto que puede haber cambios, las bombillas incandescentes podían tener una luz más cálida. En cualquier caso, como hemos visto, el LED tiene un índice IRC más alto, por lo que la reproducción que haga del color será más real.

CRI o Índice de Reproducción Cromática

Además, existen tres temperaturas de color para el LED (fría, neutra y cálida), por lo que una temperatura de color cálida resulta perfecta para sustituir a la bombilla tradicional.

Para qué queremos un alto CRI

En realidad, este tipo de iluminación resulta la más demandada en aquellos tipos de empresa en los que se necesita que su producto de vea de la mejor forma más realista posible. Por ejemplo, una imprenta en la que el control del color es primordial. Por este motivo, lo mejor es elegir una iluminación LED de calidad con un alto IRC.

En resumen, la inversión en una buen iluminación será clave para el éxito del negocio, por lo que las bombillas LED de calidad ofrecen un alto IRC y un consumo de energía mínimo.

PRODUCTOS RELACIONADOS

bombillas

BOMBILLAS

AROS

downlights

DOWNLIGHTS